miércoles, 12 de agosto de 2009

Novela Policial Clásica

 

detective 

El asesino misterioso se alejaba silenciosamente de la habitación donde se encontraba su víctima. La oscuridad inundaba cada espacio de la casa y tan solo se veía un rayo de luz en aquellas alcobas donde las lámparas estaban encendidas. El asesino misterioso, desempleado desde ese mismo día al haber quedado cesante en la fábrica donde trabajaba, procuraba no acercarse a ellas y con pasos lentos y torpes, buscaba salir lo más rápidamente de aquel lugar.

Los policías se encontraban en un callejón sin salida. La casa quedaba ubicada en una larga calle sin continuación. Habían buscado pistas pero nadie, ni los vecinos, ni el autor de estas líneas pudieron, o no quisieron entregarles pista alguna que les ayudara en el caso... ni en la casa. Los detectives se inclinaban sobre cada posible detalle que pudiera llevarles a alguna pista y ante un crucifijo en la pared del corredor, sin resultados positivos. Un momento de desesperación les cayó encima, cuando buscaban un patrón en el accionar del asesino misterioso... pero era tiempo perdido, pues ya dijimos que el asesino no tenía patrón alguno, pues lo habían despedido ese día.

Charles Elg Uante era el capitán de los detectives de homicidios a quien le dieron el caso, gracias a... “de nada”, respondió el Comisionado de Policía al darle la nueva, gracias a su destreza demostrada sin cesar, resolviendo el 99% de los casos que le fueron asignados durante los 18 años de servicio. Se concentró en el cuerpo de la víctima, con la esperanza puesta en que pudiera aportarle algún indicio de lo sucedido y del asesino misterioso. Pero, como era de esperarse, el cadáver no dijo ni mú.

Su jefe, era un mayor retirado de la Fuerza Aérea y que de alguna manera fue nombrado Comisionado de Policía de la ciudad. Las estadísticas del departamento mostraban que las investigaciones que supervisaba personalmente, no muchas tenían un final exitoso, lo que reforzaba el creer general del cuerpo de detectives, de que Juan Domo, el ex-Fuerza Aérea, no sabía nada de investigaciones.

El novio de la víctima con los ojos rojos de tanto llorar por su amada difunta, buscaba afanosamente algo junto a los cajones del escritorio de la occisa. “Ese seguro debe estar por acá”, repetía constantemente. El jardinero, a su lado, lo miraba atónito y sintiéndose impotente porque él tampoco sabía dónde estaría ese seguro. Es más, no sabía de su existencia. La criada se acercó rápidamente y le señaló un botón camuflado cerca del primer cajón: “Ahí está el seguro”, les dijo con voz segura y decidida. “Oprímalo, don Federico, y verá que podrá abrir todos los cajones, el escritorio queda sin seguro”.

Un coche se acercó a gran velocidad haciendo saltar a todos los curiosos que rodeaban el lugar para no ser atropellados. Jaime, el chofer, recibió la noticia de lo ocurrido en un mensaje de texto de un teléfono desconocido y sin poder darle crédito a la información, regresó raudamente a la casa, para encontrarse con que era cierto lo de la muerte de su patrona y que por aquellas cosas del destino, alguna vez quiso hacer suya, después de leer varias novelas en las que el chofer se casaba con la señora de la casa. Ahora no podría hacer realidad su sueño, pues quedó sin señora y sin auto.

La niñera no sabía para donde ir, ni para donde mirar. Su comportamiento errático despertó las sospechas de Domo, que en un acto de lucidez y de demostración de inteligencia suprema dijo: “¿Qué hace una niñera acá si no hay niños en esta casa?”.

Sin más pistas que seguir, Charles Elg Uante, citó a todos los presentes a la sala de la mansión. Les informó que ya había resuelto el caso y ordenó esposar y detener a...

¿Sabe usted querido feligrés, quién era el asesino? Por favor, demuéstrenos en esta humilde parroquia que posee alma de detective y explíquenos quién fue y cómo llegó a esa conclusión. Todos están invitados a dejar testimonio de sus investigaciones personales y todos aquellos que acierten, ganarán una botella de vino para consagrar en cajita y una docena de hostias recién horneadas... el mes pasado. Recuerden, cada detalle es importante para resolver el misterio.

Si quieren saber la respuesta correcta, pues creen que no lograrán esperar a que el párroco revele la identidad del asesino misterioso, tan sólo deben voltear el monitor y leer la respuesta donde dice: “Respuesta”

 

           jomonk2

Safe Creative #0908124230559

 

Respuesta: Gazghrteuion

35 comentarios:

  1. HAY, HAY, HAY,,,PERO QUE MARAVILLA, NO PODIA DEJAR DE LEER AMIGO!!!!Y ENCIMA TENGO Q ESPERAR PARA SABER QUIEN ES EL ASESINO!!!!! CARDE X FAVOR Q SEA PRONTO. UN BESOOOO AMIGO!!!!! LILI. NO SE XQ NO ME ACEPTA TENGO Q DEJARLO COMO ANONIMO SOY LILI CARDE!

    ResponderEliminar
  2. Hola Carde:
    Lo leí con el mismo entusiasmo que ponía con las doña Aghata, pero mi espíritu detectivesco está paseando por San Telmo,se tomó el día libre. Deberé esperar, no se me ocurre
    nada a mí, creo que es de sexo masculino, pero falta el mayordomo. ¿El novio quizá?
    Suspenso...
    Besos y abrazos y ¡ojo con el homicida suelto!
    SUsana

    ResponderEliminar
  3. jajajaja Lili y Tusana. Vamos que no es tan dificil, recuerden que es una novela clásica. Ups!! no más pistas!!

    Qué alegría saberlas por acá y leerlas de nuevo.

    Muchas bendiciones para las dos, sin más pistas

    ResponderEliminar
  4. Yo soy malisima para descubrir asesinatos..ufff .Al princio pense en el nivio,eso del seguro..,a mi me ha pareccido que buscaba otro seguro ..qizas uno de vida del que fuera beneficiario y que ahora al quedarse sin trabajo le podía venir bien.Ya te digo que fue lo primero en que he pensado ,pero despues de ller tus contestación a las dos amigas anteriores ,ya no lo veo tan claro..
    un besito intrigado...isa

    ResponderEliminar
  5. Hola Carde!Antes que anda, muchasgracias por tus palabras de aliento. El clima de inseguridad en que vivimos nos hace a veces perder las fuerzas, pero de a poco iré reencontrando el ánimo.

    Sobre tu propuesta de adivinar el asesino, jejje...creo que no estoy en mi momento de más lucidez, pero bueno...voy a jugarme por una obviedad! jajaj así que digo que la asesinó el ex empleado de fábrica!jjeje...volveré cuando el misterio sea descubierto!!!

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Isa y Neo qué bueno verlas por estos lares. Por supuesto no diré aún si están en locierto o no, pero vale aclarar que todos los personajes clásicos fueron citados a la sala de la mansión jeje.

    Bendiciones agradecidas y con intriga

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Con el calor que hace cualquiera se calienta más la cabeza !!!
    Diré que el novio, eso de los ojos rojos por el llanto me suena a cuento y además buscando el seguro.

    Gracias Carde por su visita me alegró mucho.
    Esperaré la respuesta ya que al voltear la pantalla se me cayeron las letras :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Le estoy dando vueltas al asunto y se me ocurre que el desempleado de la fábrica es el novio, que busca el seguro de desempleo en los cajones del escritorio. La niñera es su amante o sea, no es la niñera de nadie excepto del novio de la difunta, que al enterarse del despido de su novio y encima que tenía una amante que se hacía pasar por niñera, armó tal escándalo que no le quedó otro remedio ( al novio ) que suicidarla. Porque además la bruja enterada de las intenciones de su chofer, amenazó con casarse con el y compartir su fortuna o el auto, que es lo mismo; tener un auto es una fortuna hoy día.

    Bueno creo que queda algún detalle sin resolver, pero el monitor ya se desconfiguró y no leo mas de la respuesta.
    Será mañana, Carde a no ser que me desinvite a su parroquia.
    Por las dudas le dejo una cajita de vino.
    Yo ya me tome cinco, jajaja ¿se nota?

    ResponderEliminar
  10. Ave maría purísima!

    La niñera frustrada por no tener niños que cuidar en esa casa!

    :P


    Un beso y perdóneme padre porque he pecado.


    Lala

    ResponderEliminar
  11. jaja me encantan estos crimenes ferpectos y más cuando están llenos de buen humor! Bueno yo apuesto por el mayordomo, que es lo típico no?
    He sacado brillo a la lupa, porque muy bonito lo de darle la vuelta al monitor, pero no me da el puñetero cable y aunque el cuello me quedó genial en forma de u invertida las letras son mínimas y no veo la solución jajajaja.
    Elemental querido cardenal, elemental (no hablo de queso no) sino de mi patrón habitual de dejarle ésto sembrado de besos y abrazos...

    ResponderEliminar
  12. HABLAND0 EN EL LENGUAJE DEL GUS, QUE A L0 QUE PARECE S0Y Y0:
    LA MADRE QUE TE PARI0, CARDE¡¡¡, TE HAS SUPERAD0. Y ASI LAS C0SAS...MIRA, ME L0 HAS PUEST0 A GUEV0¡¡¡ EL ASESIN0 ES EL RELAT0R...
    P0R CIERT0, SI PUSIERAS LA RESPUESTA, ME LA HARIAS LLEGAR...S0L0 P0R AQUELL0 DE QUE N0 QUIER0 DARLE VUELTAS AL ASUNT0...SI FUERA DETECTIVE, SEGUR0 QUE N0 D0RMIA NUNCA DE TANT0 C0M0 LE DARIA VCUELTASSSS
    SALUD0S, CARDE.

    ResponderEliminar
  13. jajaja que me hacen reir con sus respuestas!! Aire de Alhena, Monika, así que el novio ese es el culpable... no sé! no puedo decir que sí ni que no ahora, pero recuerden todos que esta es una novela clásica y están todos los personajes y el asesino incluido jeje
    Lala jajaja la niñera, es una buena posibilidad jeje cierto? jajaja
    Shao dice que el mayordomo... no quedaría mal que lo fuera, pero pregunto... hay mayordomo en esta novela?? puede que sí, puede que no... jeje
    Gus, lo que faltaba!! ahora el asesino soy yo!! buaaaaaaaaaaaaaa!! Esa no la esperaba jeje

    Abrazos y bendiciones a todos!

    ResponderEliminar
  14. ah!! olvidé decirles... el asesino tiene nombre propio en la novela juassssss!!

    ResponderEliminar
  15. Jo, pues yo iba a decir también el mayordomo que es lo habitual... pero ya lo dijo Shao... así que nada... voy a leerme otra vez la historia, con los ojos de adivinar asesinos y en breve le digo algo.
    Aunque no es que sea muy buena yo con éstas cosas.
    Abrazos sin nada de misterio.

    ResponderEliminar
  16. Esto... Carde... ¿Quién es Domo?? Si me va metiendo personajes sin aclarar quienes son... ¡no voy a resolver nunca el caso!
    Bueno,sigo con mis pesquisas...

    ResponderEliminar
  17. jaja Kori, pero si Juan Domo está en la novela buaaaaaa!!

    ResponderEliminar
  18. Elemental mi querido Watson...

    Carde estaba bien emocionado leyendo el cuento y justamente cuando pense que se revelaría la identidad del asesino soy interrumpido por unos "..." (puntos suspensicos)... De veras que la hizo de emoción ja ja ja ja !!!

    Creo que fue el que menos nos imaginamos ja ja ja ja !!!

    Le dejo un fuerte abrazo :)

    ResponderEliminar
  19. me confieso ante ti Cardenal; después de leer 5 veces esta intrincada novela- acostumbrada yo a leer a poirot, juro que estoy más desorientada que perro en cancha de bochas. Pero el asesino se quedo si trabajo y allí el que se quedó sin trabajo es el jardinero. Creo que este hombre al ver que no conseguiría a su ama le echó el ojo a la niñera que le contó donde estaba guardado el legado, que el saco. de alli la mirada esquiva de la niñera que seguramente se quedaría con el jardinero y el dinero .Ayyyyy me hizo salir humo del bocho Cardenal!!!!!!! se que no acerte pero por lo menos lo pase bomba ah otra cosa ud- tiene mi celu´? me podría llamar par concertar nuestra cita investigativa sobre este tema? Espero su llamado o en consecuencia su paso por el chat.
    un cariñoso saludo mis respetos y beso su mano Cardenal!
    María Susana

    ResponderEliminar
  20. vuelvoporque se me hapasado un dato ha sdo dejado cesante de una fabrica umnmnmnmnmnmn ya no puede ser el chofer aunque porque no , trabaja ciertas hs en una fabria y el resto hacìa de chofer. que sea elnovio demasiado evidente no crreo que un experto haya escrito algocon un asesino evidente.,,no sigo pensandoen el chofer. Monseñor....

    ResponderEliminar
  21. Huys, es verdad. El ex-fuerza aérea... Discúlpeme, es que estoy en mi semana laboral y apenas he dormido.
    Pues nada... yo sigo apostando por el mayordomo, que para algo es una novela clásica... bueno, por eso, y porque acabo de salir de trabajar después de doce horas... y la mente no me da para más...
    Abrazos somnolientos.

    ResponderEliminar
  22. Exelente, mientras leia, me comia las u~as por la intriga...

    ResponderEliminar
  23. Venía a ver como van las pesquisas y a volver a sembrar ésto hoy de abrazotes..que no quede por variedad...o cariño

    ResponderEliminar
  24. Bueno queridos feligreses, quiero agradecerles en el alma que se hubieran tomado el tiempo de leer esta novela clásica policial y que al final estuvieran todavía despiertos para escribir sus comentarios. El cielo los bendiga por ello.

    La respuesta correcta, con tan sólo leer el título, no podía ser otro que el mayordomo. Efectivamente el fue el asesino en esta novela de misterio, acción, pasión e intriga. Esto lo digo por si alguien viene, no lee la novela y quizás se crea lo que acabo de escribir jeje.

    Pero... ¿dónde estaba el mayordomo? no lo ví, dirá alguien. Pues Juan Domo es el asesino y sí que salió en la novela, en todos sus capítulos!

    Juan era mayor retirado de la Fuerza Aérea (ex empleado de la fábrica de soldados que manejan aviones. Allá lo llamaban Mayor Domo, como acostumbraban hacerlo los militares y los civiles cuando saludan a un Domo con rango de mayor: Mayor-Domo.

    Así que siendo una novela clásica desde el principio, no había más vueltas que darle: el era el asesino!!

    Gracias por participar y recuerden dejar sus limosnas para pagar la encuadernación de esta apasionante novela.

    Bendiciones

    ResponderEliminar
  25. ¡¡Yupiiiii!! Lo acerté... aunque fuese de casualidad.
    ¿Qué me gané?¿Una confesión gratis? ¿Un segundo sorbito del cáliz del vino? ¿Una bolsita de Ostias consagradas? ¿Un viaje gratis para conocer la nueva parroquia?
    Personalmente, si puedo elegir, me pido lo último... jiijiji...
    Besitos hadados.

    ResponderEliminar
  26. No puedo voltear el monitor como dice para ver la respuesta...es que pesa...y como no venga Hercules Poirot aqui no se sabe quien es el asesino, que rabia que el cadaver o diga ni mu, ella seria una buena testigo.
    Petonets castos y puros y resuelvame el homicidio porfa.

    ResponderEliminar
  27. No me puse a pensar quién podría ser... el calor es tan insoportable que no puedo pensar. En todo caso, ya me enteré por tu respuesta quién fué el asesino.
    Te mando un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Bueno, bueno fue el Mayor Domo pero por encargo del novio :)

    Un abrazo .

    ResponderEliminar
  29. Ahhhh, bueno siempre el mayordomo.
    Asi no vale, quiero otra oportunidad a la brevedad posible.
    Vamos Carde, a escribir que me gusta devanarme los sesos jaja
    Cajita de vino?
    Un abrazo((::))

    ResponderEliminar
  30. Hola, soy Gara, como bien dije, sabia q un día regresaría y de nuevo me encuentro entre vosotros, vengo a invitarte a q inicies conmigo esta nueva travesía, por el Jardín.

    Besos.

    ResponderEliminar
  31. Carde, vuelvo de mis vacaciones, entro a leerte y me encuentro con esta historia... dispuestisima a responder al envite para descubrir al asesino y zas, ya lo has dicho tú... como siempre, el consabido mayordomo, como no !lástima, he llegado tarde!, por fa Carde, escribe más pronto pronto, que ya no me demoro...

    Un besote bien gordo

    ResponderEliminar
  32. Ante todo Su Eminencia, me acuso de no haberme confesado en mucho tiempo. Dejaré en la cajita de limosnas una buena cantidad de avellanas para compensar.

    Respecto a la "respuesta", es fácil. Todo el mundo sabe que cuando la policía ve una colilla, sabe que se ha fumado y por el humo se sabe donde está el fuego. ¡Las niñeras siempre gustaron a los mayordomos!

    Dicho esto, hago acto de contrición y prometo firmemente seguir pecando.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  33. Buenas tardes nos de Dios, mi querido Carde,
    Tanto tiempo sin pasar por la parroquia, que cuando lo hice y después de releer toda la novela un par de veces para ver quién era el asesino... Va usted y lo suelta.
    Bueno, así al menos dormiré tranquila esta noche sabiendo que el "mayormono" está a buen recaudo entre rejas. Y lo que es mejor: Sin tener que devanarme los sesos jijijiji

    Beso su anillo (y se lo devuelvo, no sea tan desconfiado hombre) y le dejo un beso casto y puro con todo cariño,

    Leonor

    ResponderEliminar
  34. Muyy buenoo,
    pero,,¿Cómo saber quien fue?
    para mi fue el jardinero,
    hay que esperar la respuesta, pero estoy muy ansiosa por saberla
    besos a todos

    ResponderEliminar

Deja tu confesión

 

Enlaza al Confesionario †