miércoles, 14 de octubre de 2009

El cambio climático, Blog Action Day

 

Queridos feligreses. Hoy nos hemos reunido para conversar sobre el cambio climático que cada día, cada semana, cada mes y cada año, vamos sintiendo que nos acorrala en una jaula sin salida y que termina por afectarnos directamente, no sin antes afectar a quienes nos rodean a tal punto que no sabemos reconocer quién –ni dónde- empezó la cosa.

Resulta que yo pensaba –me lo enseñaron antes de entrar al seminario- que el cambio climático sólo se daba en las mujeres del sexo opuesto. Ayer, leyendo en el diario que me envían de Roma mensualmente, encuentro que también puede darse en los hombres. Y hoy, con los ojos llenos de lágrimas leo por todas partes que también le sucede al planeta Tierra.

calentamiento

Yo sabía que el cambio climático llega con los años, que es un proceso lento y largo. O al menos a ellas les parece eterno. Yo a mis cincue… treinta y cinco años, no he sentido esos calores que dicen que llegan con los primeros síntomas y aunque duermo con la ventana abierta, lo hago más por mantener una buena circulación de aire en mi claustro y no por aquello del sofoco. Doy fe de que a la Secre tampoco le ha llegado su turno para los calores repentinos e inesperados, puesto que su nivel de colesterol es más que bueno.

Pero quedo pensando… la Tierra, nuestro bello y amado planeta. Me enteré en esos diarios de Roma que la tierra se está calentando, pero a diferencia de ellas, la Tierra lo hace a un ritmo vertiginoso, tanto que ya podemos calcular con sorprendente exactitud la fecha de una hecatombe, si no nos ponemos todos –al menos- a soplar al tiempo para enfriarla.

Y regreso a ellas, porque es mi punto de referencia, por favor no se molesten pero toda investigación científica requiere de bases sólidas para poder llegar a conclusiones sólidas. Ellas, llegado el momento, empiezan a sentir cambios en su período, tanto en su regularidad como en su intensidad. Y la Tierra… ¡caramba! Qué también pasa por lo mismo. Ya la primavera no empieza el 21 de marzo o el 21 de septiembre según donde se esté, los inviernos más cortos y más fríos, el verano más largo además de ser más intenso. No nos sorprende ya un otoño con 40 grados como sucedió la semana pasada en la península de Yucatán, México. ¿Qué nos está pasando? ¿Por qué no reaccionamos de una vez y nos ponemos manos a la obra para detener este climaterio precipitado que sufre nuestro hogar más bello? Recuerden que es el único que tenemos.

Otro síntoma claro en las Ellas que cruzan esa línea, es el cambio del temperamento o de genio. Se vuelven más irascibles y menos tolerantes. ¿Y la Tierra? Igual. Se molesta y tiembla cada vez más fuerte… ¿de miedo, quizás? y manifiesta su frustración porque no la cuidamos debidamente. Sus vientos huracanados son cada vez más fuertes y más seguidos y ni hablar de los volcanes. ¿Cómo es posible que nadie se dé por aludido y continúen ignorándola?

Vamos unamos nuestras voces en una marcha por la madre Tierra. Pero, no me malentiendan, no me refiero a caminar por el centro de las ciudades embotellando el tráfico. Mi propuesta es que cantemos esta marcha que he escrito para que sea nuestro himno. ¿Vale? Bien, empecemos. Do mayor, Todos, un, dos, tres:

Madre Tierra, hogar de nuestros hogares
Por favor aguanta, no te rindas,
Fíjate que aun hay gente linda
que quiere navegar por tus mares.
Fieles que donan pro mi piscina,
pro vino y galletas, sin manjares.

Madre Tierra mientras tu resistes,
unimos manos y corazones.
Con esta marcha y más canciones
cambiaremos esos ojos tristes,
que no dejan entender razones,
de locos que viven el despiste.

Madre Tierra, canta este canto
Es una tonada tan sencilla
Que pide por alargar tu vida.
Canta que ya están escuchando
Desde acá hasta en la China,
Pronto todos habremos cambiado.

Uno, dos, tres, cuatro ¡marchen!
Y actuemos, amén… Digo… ¡ámen!

Bendiciones

                       jomonk2

Safe Creative #0910154687579

17 comentarios:

  1. Salutaciones!

    buenas noches mi querido Cardenal Farenas

    pues desafortunadamente poco es lo que hacemos: no queremos dejar de fuma, de andar en auto, de usar el clima: y de gastar tantisima energía en pos de nuestra vida moderna. Sabemos pero no actuamos.
    Leí el otro dia que el metano congelado del polo norte ya se está volatilzado (en 1video me enteré que esto pasaria al aumentar 3grados la temperatura) y eso claro son malas noticias.
    Ese desquisio del clima generará "refugiados ambientales" y en Tabasco le hemos vivido en carne propia y por 2 ocasiones.
    Somos la generación que aun podemos hacer algo y simplemente nos estamos quedando con brazos cruzado: por lo tanto seremos la generación que no actuó ante lo que era inminente.
    Esperando que nasca en nosotros las semillas de comprención y esperanza, des respeto y equilibrio.
    Aquí un poema del tabasqueño Carlos Pellicer: “Hermano Sol cuando te plazca vamos a poner la tarde donde quieras”.

    dr_arenas

    ResponderEliminar
  2. Me sumo al canto y a sus rezos...porque esto nos afecta a todos, más allá de credos o sotanas.
    Si comenzamos sumando nuestras voces, puede que los responsables para determinar el cambio de rumbo que necesitamos, alguna vez nos escuchen.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pese a lo jocoso del texto, no le falta razón a su eminencia. ¿A ver si va a ser eso?.
    ¡¡Que por ser mujer no se le hace caso!!

    Esperemos que con ese himno, nos escuchen quienes tienen poder para revertir el proceso y no solo eso, si no que se muevan en consecuencia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que si que estamos reaccionando, aunque quizás de forma demasiado lenta y los que en realidad deberían de reaccionar, que son los que dirigen el mundo, parece ser que tienen cosas más importantes que hacer, como llenar su ego y sus bolsillos...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Ave maría purísima!

    Ayyy...es que los mandones del mundo, como son machos, no entienden de sofocos y piensan que con darle una pastillita de calcio y teniendo a mano la tenaleidi para las pérdidas de orina es suficiente! Pues no! Acaso no tienen madres???
    Acaso no tienen hijos, nietos, a quien dejarles como herencia su casa??? En fin...Es incomprensible el poco caso que se hace a la madre tierra. Todos sordos, ciegos y tontos.


    Un besito y perdóneme, padre, porque he pecado


    Lala

    ResponderEliminar
  6. ES VERDAD CARDE , LA TIERRACADA VEZ SE ENOJA, Y MAS FUERTE¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Y PAGAMOS LAS CONSECUENCIAS DE NUESTROS DESCUIDOS, TAMBIEN
    ES PARA TOMAR CONCIENCIA URGENTE¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡
    UN BESOTE CARDE, ME DA SUS BENDICONES POR FAVOR????

    ResponderEliminar
  7. Hola Carde:
    ¿En alguna parte de la Biblia Dios le dijo a la tierra que iba a parir con el sudor de su frente? A las mujeres nos lo avisó, pero me parece que la pobre tierra la liga de rebote, por ser femenina y porque mucho loco suelto cuida sólo de su bolsillo.
    Me uno al canto y al rezo.
    Que así sea.
    SUsana

    ResponderEliminar
  8. Holita pater ¡
    Enfadad me tiene su eminencia por sólo verle de higos a brevas jolines .
    Ay ¡ pater que razón tiene su sotana...... pero acaso no sabes que los que tienen el poder y el deber de solucionarlo estan ocupados en llenar sus arcas ? cuantas cosas van a hacer ?
    Besos pecaminos grandes como un palacio para vos y su secre . Desde españa los mando con todo mi cariño . Cartulina

    ResponderEliminar
  9. A mi me ha emocionado la imágen de la prueba irrefutable del calentamiento general...Así que te la robo y a lo mejor aparece por el Rincón, que aunque es muy serio, de vez en cuando necesita un poco de animación. Un abrazo casto y fraternal: Joan Josep

    ResponderEliminar
  10. Ya n se puede seguir poniendo en duda el cambio climático. Por acá en Alemania varias partes del país dha caído nieve y esto que aún no es época. Debería ser sólo Otoño :-(
    Paradójicamente la imagen me ha sacado una sonrisa.
    Un abrazo fuerte querido Carde.

    ResponderEliminar
  11. Ay Carde, pese a todo tu humor, que es mucho creeme -es imposible leerte sin sonreir por lo menos, sino reir abiertamente- y pese a esa foto tan cientifica que claramente demuestra la relación inversamente proporcional entre los años (de la tierra) y el tamaño de las bragas (de las mujeres), clara evidencia pues del calentamiento global del planeta, efectivamente, pues, pese a lo jocoso y divertido de tu entrada, lo triste es que la realidad del tema como que acojona ya un poco...

    el otro día leí en el periodico una previsión estadística que habían hecho un grupo de cientificos, y decía entre otras cosas algo así como que para el año 2020 se van a derretir gran parte de los hielos de la Antartida, y ésta va a poder atravesar en barco... la cosa no pinta nada bien, y, tendríamos que concienciarnos de forma global y hacer algo por el planeta, algo bueno y positivo, para variar.

    Te dejo un besote bien gordo, uno para tí y otro para la Secre

    ResponderEliminar
  12. Buenas noches nos de Dios, padre.
    Me uno al canto gregoriano que tan amablemente nos ha preparado y aporto también unos cuantos abanicos de colores para los sofocos. Terrestres, claro, no malpiense, que una todavía está joven y rolliza y no es atacada por tan molestas calorías. Al revés, siempre ando helada (lo de andar es un decir, ya sabe usted) Que si hombre, que si... que ya paso por caja... Que dice? que lo de los abanicos no cuela? Pos sepa su eminencia que no son del rastro. Valeeee que ya le dejé unos centimitos...
    Beso su anillo y abrazo a la Secre,
    Con cariñitos
    Leonor

    ResponderEliminar
  13. A cantar se ha dicho!!!

    ¡Madre tierra!

    ¡Madre mia: te pedimos por este mundo, por esta tierra en la que vivimos y por todos los que la habitamos para hacer de este mundo, un mundo mejor!

    A usted estimado Carde y Secre les dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Sólo con ver la foto y ya me da algo de la risa, ya veo que no hemos perdido el sentido del humor.
    A pesar de medicos punzones, calentamientos, enfriamientos y de todo.

    Un fuerte abrazo y mis mejores deseos.

    ResponderEliminar
  15. Ejem ejem .... lo de cantar no es lo mio, salvo que se quiera desatar algun desastre... Vos me decis .
    Carde, avergonzada por la ausencia, me reporto. Toda la razón en este divertido articulo, toda , y más. Ya lo creo.
    Lo malo , malisimo es que todos pecamos ...un grifo abierto más de la cuenta, una basura que se deja despues de un lindo día de campo... el coche para ir a la esquina, el.... todos , carde , todos ¡¡ Y lo que es peor, solo con la boca chica hablamos de propositos de enmienda.
    ¡¡¡ Mis nietos ¡¡ por Dios que se empiece a hacer algo, que no les llega el planeta tierra ¡¡
    ( Cada uno bbarre para casa )
    Un tremendo abrazote, un achuchon lleno de fuerza y todo mi cariño para ambos.

    ResponderEliminar
  16. Jajaja, me encantó el blog, así que te dejo la sonrisa que pides :D

    ResponderEliminar
  17. Estimado Cardenal:
    Seguro que Madre Tierra, le agradece ésta entrada y todos sus cantos y rezos, que sin duda serán una muy buena energia que ella captará.
    Y le va a hacer falta mucha.
    Pero bueno, si un sólo hombre (Mahoma) pudo mover una montaña... ¡qué no podremos hacer nosotros si nos unimos para echarle una mano a la Madre Universal!
    Y como ya sé que cualquier lucha es difícil y cara, le dejo algo en la cajita de limosnas, mientras elevo una plegaria por ella, (no, por la cajita de limosnas, no, por la Tierra)
    Saludos desde la otra parte del planeta, casi.

    ResponderEliminar

Deja tu confesión

 

Enlaza al Confesionario †