sábado, 11 de abril de 2009

Video de la presentación de “Ocurrencias”

ave

Lo prometido es deuda. Esa era una de las frases favoritas de mis padres cuando trataban de inculcarme que la palabra empeñada valía más que cualquier tesoro en el mundo Así lo entendí y fue una guía importantísima antes de mis decisiones a medida que iba creciendo. Después, con unos pocos años más, me encontré que las casas de empeño brindaba más liquidez cuando se empeñaba un reloj o un anillo. Mis padres, por supuesto, seguían empeñándose en que yo aprendiera las cosas buenas.

Este corto preámbulo va dirigido exclusivamente a decirles que una vez les prometimos un video de la presentación del libro “Ocurrencias” de Sandra. Pues, gracias a su hijo Leo y a su maravillosa pareja Ale, hoy podemos cumplir nuestra palabra y les traemos cuatro quintas partes de ese evento. La primera parte, lamentablemente tenía un error en el proceso de digitalización por lo que se la quedamos debiendo…. por ahora.

El sonido no es el mejor pero, al menos podemos compartirles esos momentos que marcaron positivamente nuestras vidas, acompañados como siempre por esas maravillosas personas que son ustedes.

Espero que lo hayan disfrutado.

Yo estaré viajando ya en unas horas, por lo que estaré algunos días sin conectarme y como siempre la Secre estará a cargo de la cajita de limosnas. También en esta nueva etapa, ustedes son parte importante por todo ese cariño y tanto aliento que nos brindan.

Bendiciones, hoy desde Pergamino, mañana desde otro cielo mucho más azul.

jomonk2

jueves, 9 de abril de 2009

Las aves al morir van al suelo, Cap. 1

 

aves

Bueno… ¡buenísimo! Los trabajos enviados por nuestros feligreses para el primer capítulo de este cuento corto, formado por varios cuentos cortos, han sido de altísima calidad y nos han puesto en aprietos para elegir quién marcaría la pauta para los próximos capítulos.

Con todo esto de la mudanza, hemos estado bastante atareados, viajes a la nueva ciudad para diferentes diligencias, llenar cajas, volverlas a vaciar para ver qué habíamos guardado y esas cosas propias de una… mudanza, por lo que esta entrada estaba demorada. Pero hoy ya puede ver la luz y espero que les guste tanto como a nosotros nos ha encantado, la elección.

El honorable jurado (esos somos la Secre y yo, jeje) se ha visto a gatas para decidir, por lo que han llamado a refuerzos locales para que nos dieran una mano, unos ojos y un empujón.

Les recuerdo que todos aquellos que enviaron sus cuentos, pueden continuar participando con sus cuentos de 80 palabras, que den continuidad a la historia iniciada por… ¡Matías! Su Nick es “Darson Joyce” cuyo blog es Palabras Perdidas. Felicitaciones a Matías y a todos los que enviaron sus cuentos, les agradecemos su participación y como dijimos antes, esperamos que sigan construyendo esta historia.

Para los recién llegados o aquellos que lo olvidaron, las bases del concurso están en esta entrada de El Confesionario: “Cuento compartido para publicar”.

 

Las aves al morir van al suelo

Capítulo I

Detestaría perder la admiración que había conseguido deshonestamente, pero algo le decía que ellos sospechaban de su inexperiencia para volar. Tal vez era por sus ojos abiertos como dos soles, por su pico apretado, por su mirada un tanto extraviada, por los movimientos poco gráciles que hacía con sus alas o por sus intermitentes desmayos. No sabía por qué sospechaban, y eso le pareció extraño, y también le pareció extraño que el suelo se le esté acercando a toda velocidad.

Por Matías (Darson Joyce)

 

Esta semana, esperamos el capítulo II y el plazo para la entrega lo ampliamos por las celebraciones y vacaciones de la Semana Santa, hasta el próximo sábado 18 de abril a las 12 de día. Todos están invitados a participar… menos Matías je, je.

Los trabajos deberán enviarse a la cuenta: 

evaluamos@gmail.com

Bendiciones en capítulos

                              jomonk2

 

Enlaza al Confesionario †