martes, 19 de mayo de 2009

Leer para creer

 

  escalera al cielo

  

Revisando las noticias que me llegan de otras parroquias, me encontré con una que me ha puesto en alerta: Cómo alcanzar un 'sexo divino' explica a sus fieles en su libro "El sexo que no conoces: para parejas casadas que aman a Dios", un sacerdote polaco. ¿Cómo puede un polaco saber qué es sexo? fue lo primero que me pregunté. Y además “divino”, dice la nota. Y… ¿sacerdote? ¿Acaso, la conjunción de padre, sexo y libro hacen maravillas? “Si es así, tengo esperanzas”, me dije y salté de alegría.

La Secre vino enseguida a preguntarme que qué me había pasado y no pude menos que abrazarla y hacerla saltar conmigo, mientras intentaba explicarle el motivo de mi alegría, y que esperaba fuera “nuestra” a partir de ese momento. “Tengo la solución que tanto hemos buscado” le dije atropellando las palabras y alguna silla que se atravesaba a nuestros saltos poco coordinados. “¿Cuál solución, a qué?” me gritaba ella para hacerse oír por encima de mi algarabía.

“Mira lo que me ha llegado” extendiéndole la copia impresa de la nota recibida y que por supuesto no podía leer ya que entre salto y salto, era prácticamente imposible hacerlo. Así que, interrumpí la cuota de ejercicio mensual y la invité a sentarse para explicarle.

“… el padre Ksawery Knotz, dicta desde hace varios años clases de educación sexual en el monasterio de Stalowa Wola, al sur de Polonia, donde ayuda a las parejas a encontrar el placer de la "divina unión". La Secre abrió los ojos de par en par y alcanzó a decir: “… ¿algo así como un Kamasutra?”. “Seguramente”, le respondí, “Pero lo importante es que el tipo sabe cómo hacerse rico y cómo hacer que los demás sientan rico también, al mismo tiempo”. La Secre me miró feo y me dio la espalda, mientras decía: “No seas ordinario Fare, sabes que me molesta eso”.

“Secre, no te vayas, si tan sólo una décima parte de lo que dice este tipo llegara a ser cierto… una sonrisa quedará grabada hasta la eternidad en nuestros rostros”, le dije con fuerza, credibilidad… y esperanza.

Nos sentamos frente a la PC y nos pusimos en contacto con nuestros amigos en Roma (es que en Polonia no conocemos a nadie) para que nos enviaran cuanto antes una copia de ese libro. Tenía que asegurarme de que tanta maravilla es verdad antes de someter a la Secre... a nuevas aventuras. En media hora recibimos un capítulo, que decía, palabras más palabras menos: “Todo acto, caricia o posición sexual que tiene como objetivo la excitación del cónyuge está permitido, y agrada a Dios. Durante el acto sexual, el matrimonio puede demostrar su amor de todas las formas posibles, y brindarle al otro las caricias más deseadas".

“¡Eureka!”, grité a todo pulmón. Si este cura lo aprueba, lo firma y lo predica, tiene que ser efectivo, no importa si es polaco, le dije a la Secre suavemente en el oído, atreviéndome a soltar lo que desde el primer momento se me ocurrió al recibir la mencionada noticia. “Secre… este… ¿viste…?”

- Olvidémonos de “Ocurrencias” y de “Las aves al morir van al suelo” y escribamos mejor: “Hablando con la verdad desnuda, camino al cielo”.

Bendiciones para todos y no olviden por favor, pasar por la cajita de limosnas.

                           jomonk2

 

Safe Creative #0905193685525

miércoles, 13 de mayo de 2009

De nuevo en el púlpito

 

 Nueva parroquia

De nuevo en el púlpito. ¡Caramba, cómo pasa el tiempo! Esto de cambiar de ciudad es algo duro, especialmente cuando hay que armar una parroquia y en eso se debe ser cuidadoso. No queremos que entre gente mala y que se lleve la cajita de limosnas ¿cierto? Aquello del “marketing” también es importante. No es conveniente ubicarla en una calle donde ya hayan dos o tres parroquias más, pues no es cosa de ir pisándonos las sotanas con los otros párrocos, así que, un estudio de mercadeo previo era necesario. Me puse a investigar el asunto y supe que Philp Kotler es considerado el padre del Marketing y como entre padres nos entendemos, pues, manos a la ubre… a la obra, quise decir.

Después de leer como 50 tomos de enciclopedias, vi que el asunto es muy fácil. Todo se resume a estrategias de mercado, de ventas, el estudio en sí y el posicionamiento de mercado. ¿Fácil, no? Pues a mercadear la parroquia.

El objetivo principal del mercadeo es favorecer el intercambio entre dos partes de modo que ambas resulten beneficiadas. ¿Qué ofrezco yo? y ¿Qué me ofrecen los vecinos? Ellos traen pecados, que yo al perdonarlos les entrego felicidad y tranquilidad y como bono, ellos dejan más limosnas con las que nuestra orden de misioneros construirá su piscina propia. Revisé las cinco condiciones básicas del mercadeo y las cumplía de maravillas y la cuarta y la quinta me hicieron sonreír ampliamente y confiar en el futuro.

“Cada parte debe ser libre de aceptar o rechazar la oferta”, dice la cuarta. O al menos eso deben creer los parroquianos de Rosario, pensé para mis adentros. Ya que yo ofrezco salvación a cambio de limosnas. Ellos son “libres” de aceptar mi penitencia pero si no lo hacen, seguirán en pecado y con el aviso de que el fin del mundo se acerca, pocos son los que osarán a caminar por las calles sin haber recibido mi absolución.

“Cada parte debe creer que es apropiado o deseable tratar con la otra gente”, es la quinta. La sotana hace más de la mitad del trabajo para lograr superar esta condición. Hay que ver cómo la gente cambia su cara de ogro y se vuelve una melcocha al ver una sotana. Es tanta la fortaleza de ese pedazo de tela que la mayoría no ven que al final del pasillo los espera una cajita de limosnas.

Como ven, empezamos con el pie derecho a levantar la parroquia en esta bella ciudad. Todo va viento en popa y ya empezamos a confesar a los primeros incaut… feligreses, digo. Las remesas de Roma con el vino y las hostias, llegan a tiempo y no hay demoras por culpa del correo. Aunque eso también me ha causado algunos problemas ya que debo catar cada una de ellas y aunque no lo crean, después de dos horas en eso, quedo que no puedo levantarme… debe ser la edad.

En un próximo sermón, les contaré más detalles de este inicio. Por ahora, quiero reiterarles que los he extrañado amontones y que me hace falta saber de ustedes. Ya vamos tomando ritmo, de manera que el tiempo en la PC pueda ser aprovechado al ciento por ciento reiniciar mis viajes de evangelización por sus espacios.

Toneladas de bendiciones y no olviden pasar por la cajita de limosnas que está a la izquierda entrando o a la derecha saliendo.

                     jomonk2

Safe Creative #0905133618538

 

Enlaza al Confesionario †