miércoles, 27 de octubre de 2010

Censo 2010, Argentina

censo

Todos sentados, por favor. Llegó el día del censo y la parroquia está preparada para recibir la lluvia de preguntas que Argentina necesita para determinar un montón de cosas de acuerdo a los resultados. Los censistas han sido entrenados para enfrentar prácticamente cualquier situación que se les pueda presentar. Un ciudadano reacio a responder, otro que quiera responder más de la cuenta, alguno más que quiera, además de responder, algo más de la cuenta, etc.

Durante semanas los diarios y noticieros han hecho énfasis en la seguridad. Que la identificación que portan es así, que no se puede copiar, que no hay que dejar entrar al censista si se tienen dudas, que se puede responder por la ventana, en la puerta, por una rendija, como sea, pero que se conteste a las preguntas de manera segura para el censado.

Pero… ¿y los que censan qué? ¿su seguridad no se tuvo en cuenta? Miro los noticieros y los diarios por internet y a las 12 del día ya han asaltado y robado a siete!

Leo más noticias al respecto y un gran titular me aterra: “los negocios que abran hoy serán sancionados”. Ya sé que la parroquia no debería ser clasificada como negocio, pero todos saben que sí lo es, al menos esta parroquia. ¿Qué hago? ¿Cierro? ¿Y si se va a confesar? Y lo que es peor, si me viene a dejar la limosna y no le abro, pierdo la oportunidad… la oportunidad de ser censado, por supuesto.

Lo curioso es que el gobierno ha invertido muchísimo dinero en preparar el evento y sus preguntas. De los resultados dependen inversiones y los derroteros que siga el país en los próximos años, por eso la importancia en la preparación y elaboración de los cuestionarios. Por fin aparece el censor, censista, censador… o como se les llame! Caramba que complicado. Y, ¿si le digo Carlos simplemente?

Con su mejor sonrisa ensayada nos saluda y se prepara a preguntar. “Díganme por favor…”, y nosotros, la Secre y yo, con nuestra mejor sonrisa sin ensayar, nos preparamos a contestar. “¿Viven solos?” y la Secre dice “Sí” y yo al tiempo respondo “No”. Nos mira con ojos abiertos Carlos. Nos miramos con la Secre riéndonos. Nos dirigimos a Carlos y le decimos: “solos vivimos los dos, con nadie más quisimos decir”. Carlos también sonríe y anota. Y pregunta: “¿sexo?” y la Secre se ruboriza y yo respondo: “No Carlos, ahora no gracias”.

Llegamos a una de las secciones que más le importa al gobierno: Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC´s). Carlos arranca a preguntar: ¿Tienen heladera? La Secre me mira con asombro. Yo la miro con espanto. ¿Heladera? ¿Qué tiene que ver la heladera con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones? ¿Qué estaba fumando el que escribió este formulario? Enseguida dice Carlos sintiéndose avergonzado –vergüenza ajena porque él no escribió las preguntas- “¿tienen celular?, ¿teléfono de línea?, ¿computadora?, ¿la utilizan?”

SIXS219

Le di la bendición a Carlos, asegurándome de hacerla extensiva a los que van a tabular los resultados y a los que van a marcar el camino del país de acuerdo a las respuestas a este censo y me regresé al confesionario para auto confesarme. ¿Cómo diabl… digo, carajos se metió la heladera en las TIC’s? hubiera sido más lógico que hubieran puesto al teléfono o el televisor entre los equipos de cocina, pero nunca he hablado por heladera, lo prometo!

Y si quieren saber más cosas útiles, la pregunta de “¿utiliza la computadora?”, hubiera sido más realista preguntar si utilizamos la heladera, porque con estos precios ¡hace rato que no la abrimos!

Bendiciones,

alt jomonk2

Safe Creative #1010277703510

10 comentarios:

  1. jejejej muy buenas tus observaciones y la verdad es que me sorprendió lo básico de las preguntas. A nosotros nos tocó Graciela, jejeje...muy simpática, por cierto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Jajajaja a mi tambien me sorprendio la heladera mezclada con lo demás .. na q ver xd!!! Y si vienen heladeras modernosas que permiten comunicación satelital??????????????
    Mil Besotes Carde!!! Cuando encuentre el nro de mi heladera, te lo paso y la pxma nos hablamos por ahí (en veranito, mejor!)

    ResponderEliminar
  3. jajajaaa, Carde esta vez le tocó a usted confesarse, y con Carlos! mejor le hubiese tocado Graciela como a Neo, aunque no creo que a la Secre le hubiese gustado que Graciela le pregunte ¿sexo? jeje
    Acá estuvo Marta y protestó todo el tiempo porque en cinco casas no había nadie y tenía que volver. Y,...la gente acá en el pueblo aprovecho para dormir un rato mas. Hay tanto trabajo en este país que un poco de descanso no viene mal.
    Saludos y hasta el próximo censo!

    ResponderEliminar
  4. Ignorantes!!!! No vieron que ahora hay heladeras con televisor??? Yo le dije al censista que el Carde era un amarrete, que prefería la piscina a que yo pudiera mirar la novela mientras busco las zanahorias para la sopa!!!!

    Bendiciones... censadas o... censuradas?

    ResponderEliminar
  5. No tengo recuerdo de haber vivido un censo. Que se pregunte que si uno tiene compu, celular, lo entiendo, pero heladera? Es un elemento básico que hasta el más pobre la tiene.
    Te dejo muchos saludos desde Berlín.

    ResponderEliminar
  6. Jajajajaja Me encanta como escribes jajajaja!
    Aqui en España hace muchisimos años que no se hace lo del censo, por lo menos a mi casa no vienen... Y la cosa empezo por venir el censadores y dejar los papeles para que nosotros hicieramos el trabajo sucio (muy sucio debio quedar porque ya no se hace)
    En fin, vista la importancia de la heladera yo en tu lugar la vendia... Que seguro algun provecho le saca el govierno jejejeje
    Besos infernales querido Carde y ya sabes... te espero.

    ResponderEliminar
  7. Hijo mío. Pues claro que la heladera es un instrumento de comunicación. Pero...en espera. Ahí es donde quedan todas nuestras protestas al gobierno, superiores y demás mandones. Ahí es donde quedan las ideas más interesantes para tirar este mundo "pa alante"...CONGELADAS (Y no digamos de los sueldos y las pensiones, pero esos no tienen nada que ver con las comunicaciones). Un abrazo congelado: Joan Josep

    ResponderEliminar
  8. Cardenal, llevo perdida tanto tiempo, que ni se imagina la de vueltas que he dado para llegar a la Parroquia, a la nueva, claro, a la antigua me sabía el camino con los ojos cerrados, pero preguntando se llega a Roma, y claro por el camino me encontré a Carlos, el censor, y él amablemente me explicó el camino. Por cierto me quiso hacer el censo, pero yo le dije que ni hablar, no pienso decirle a nadie si tengo o no tengo heladera. Como diría Alaska ¿A quién le importa lo que yo diga? Que digo yo ¿no hay otras cosas más importantes en este momento que preguntar? por ejemplo ¿tienes trabajo? ¿tus hijos pueden estudiar? ¿llegas a fin de mes? ¿su heladera está llena? me da que al gobierno esas cuestiones no les importa mucho. Aquí, que no se les ocurra venir a preguntar nada de nada, con el gasto que ocasiona la visita de su "jefe" vamos sobrados. Ya se habrá dado cuenta que ando algo rebelde, así que nada de pasar por la cajita, me voy volando a saludar a la secre.
    Besitos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  9. Yo creo haber hecho hace unos cuantos años el censo aqui en mi país, pero a mi me preguntaban cuantas habitaciones teniamos, sería en previsión de donde meter vuestras heladeras, por si las confiscan, imagino, jejejej ...es broma, pero es cierto como dice UNA DE CAL, que nosotros eramos los que teniamos que rellenar, aqui ni Carlos , ni Graciela, aqui uno mismo, que para que gastar más, así lo que se ahorraron en empleados y boli, ellos se hicieron esa piscina que usted tanto desea.

    Petonets castos y censurados o será censorados?

    ResponderEliminar
  10. acabo de leer este post a una argentna guapa, señor cura...y la verdad, se ha quedado con un palmno de media sonrisa, con un palmo d emedio decir que dice este...o yo que se....¡la confiesas, padre?

    ResponderEliminar

Deja tu confesión

 

Enlaza al Confesionario †