jueves, 14 de octubre de 2010

El agua…

agua

Todos de pie. Hay que cuidar el agua. Dicen que es la verdad más cierta de todas, pero si soy sincero –aprovecho que estoy en el púlpito y no me encuentro en uno de mis viajes de evangelización- es una verdad que aún no comprendo del todo. Para mí siempre la única verdad es correr al agua, especialmente cuando llego a la playa o cuando hablamos de piscinas. Aunque, de nuevo con la verdad, cada vez que llego a ella, termino tomándomela. Ya sé, o aprendo a nadar o el gasto del agua será mayor que el de la construcción pendiente de mi piscina.

Por cierto que cada día es más difícil llegar al agua. No solamente por los precios desorbitados de aquellos lugares de veraneo, sino también, porque cada día hay menos feligreses que puedan invitar al cura del barrio a que se refresque con su sotana de playa en los cada vez más calurosos días veraniegos, acompañándolos en su vehículo compacto a sus vacaciones familiares. Ya no podemos sacrificarnos en los otrora felices y apretujados viajes… gratis. Pero hoy no voy a quej… digo… hablarles de eso sino de la importancia de cuidar tan preciado y vital elemento.

Pueden sentarse. Sabían que en el mundo más personas tienen acceso a un celular que a un baño… ¿qué? ¿no lo sabían? Pues se los cuento: Muchos millones de personas no tienen acceso a un baño, con todo lo que eso significa. Tienen que hacer sus necesidades en ríos y afluentes, contaminando las fuentes de agua potable y transmitiendo enfermedades. Y que no se pare García a decirnos que debemos educar a esas malas personas…¡por favor! Señores y señoras, feligreses y feligresas, pongámonos las pilas, hagamos algo bueno por el planeta: Prestémosle el baño a todo aquel que lo necesite. Como el buen ejemplo empieza en casa, y ya que en las parroquias nunca ha habido baños, prometo construir varios al lado de la piscina que pronto tendremos en nuestra congregación.

Ayudemos también compartiendo el agua. Así como acá, de nuevo el ejemplo empieza en casa, compartimos el agua en los bautizos o en las cenas que organizamos -el vino de consagrar es únicamente para el cura- los invitamos a que ustedes hagan lo mismo. Ayudemos a que en aquellos lugares donde más se necesite cuenten con los medios necesarios para que puedan beber agua sin contaminar. Yo ya puse mi granito de arena: Acabo de comprarles un juego de vasos desechables para que la puedan beber tranquilamente.

El agua se acaba y la culpa de ello la tenemos todos. No estamos cuidando el planeta y aquello de que la naturaleza con su sabiduría podía mantener el equilibrio, ya no se da. No porque la naturaleza ya no sepa lo que hace, sino porque nosotros no sabemos lo que hacemos y así vamos perdiendo todos. Tanto que, pronto llegará el día en el que las familias que nos inviten a la playa tendrán que pagar por el metro cúbico del agua al que tendríamos derecho el fin de semana y no por la habitación, la comida y las toallas, que serán gratis para atraer a los turistas que osen bañarse en el agua contaminada.

Despertemos de una vez o la pila bautismal va a convertirse en un basurero con pedestal y por favor, esa es la pila bautismal, no un lavamanos.

Bendiciones con salvavidas

alt jomonk2

Contribución de la Parroquia al Blog Action Day 2010

Safe Creative #1010157577682

17 comentarios:

  1. Jajajajajaja Me encanta como escribes jajajajaja.
    Cuanta razon tienes! O lo que es lo mismo Amen!! (lagarto, lagarto)
    Yo voy un poco mas lejos, siempre he creido que tarde o temprano nos pondran un contador implantado para cobrarnos por el aire respirado jejeje Ah! y otro a la salida de casa, por el desgaste de calle...
    Eres fantastico, lo sabias?
    Un beso poseido y esas cosas...

    ResponderEliminar
  2. Buenos dias, su eminencia:

    Siempre es mejor tomarlo todo con humor, por supuesto; pero el tema es muy serio. Hace unos días me vi envuelta en un debate en el que todos estaban a favor de la electricidad, diciendo que sin ella la vida es imposible.

    ¡Almas de cántaro! (pieza de cerámica o barro en la que se conserva el agua) Yo hacía hincapié en que la humanidad existía antes que la electricidad y sin agua hubiera sido del todo impensable.
    La respuesta que me dejó alucinando fue la siguiente:

    "Siempre puedes comprar una botella de agua en cualquier supermercado ; pero sin electricidad la lavadora no funciona"

    Ante esas razones cerré mi boca y no dije nada más.

    La verdad es que no sé que mundo vamos a dejar a las próximas generaciones.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Con ironía y muy a tu estilo has dejado deslizar grandes verdades! jejje...sirva también el humor para hacer reclamaciones.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Tengo un "amigo" fundamentalista que te diría: ¿Que la pila de agua bendita no es un lavamanos? Pero si esos curas avanzados, humo del diablo, ya no ponen agua bendita en la entrada de la iglesia...Allá es donde falta agua y no en las playas demoníacas...
    Suerte que su eminencia no es de esos y pone agua bendita a discreción....
    Un abrazo: Joan Josep

    ResponderEliminar
  5. Pues, es cierto. Hay que cuidar el agua. Pero, ¡ojo! con los vasitos desechables. Seguro que era solamente una broma.
    Te dejo muchos saludos berlineses. :-)

    ResponderEliminar
  6. Hola Carde!!! tanto tiempo...ejem, póngame penitencia si le parece....pero mejor no, ya tuve bastante este año, en tal caso para el año que viene.
    Mi reflexión
    El refrán: Agua que no has de beber déjala correr, debería cambiarse por: Agua que no has de beber guárdala en un bidón, no rima pero pega bien.
    Un gran abrazo (:)

    ResponderEliminar
  7. Nieves qué amable eres!! Cumpliste y dijiste lo que te había que dejaras en tu comentario. Recuerda que la próxima coonfesión corre por cuenta de la parroquia y no tendrás penitencia alguna!!

    Bendiciones muchas para ti

    ResponderEliminar
  8. Ardillita parece increíble que exista gente como la que mencionas!! Recórcholis!! Acaso no se enteran que ahora hay lavadoras a gas también!! El colmo!!

    Bendiciones desde el mundo actual, eso sí, naturales

    ResponderEliminar
  9. Gracias Neo. Siempre estamos en esta campaña, desde su mismísimo inicio,igual que tu jeje, bien!!!

    Bendiciones con poca agua bendita

    ResponderEliminar
  10. JOan Josep, menos mal que tu sí te das cuenta de nuestros esfuerzos. Cueste lo que cueste!! Eso sí cada tanto reciclamos el agua porque debe ser cristalina a los ojos del contrib... del feligrés.

    Bendiciones para tí y en abundancia

    ResponderEliminar
  11. Marisol gracias por la advertencia. Mira que se me había escapado el detalle de los vasitos desechables y no expliqué que no son de plático, no!!! son biodegradables. Viste? pensé en todo!!!

    Bendiciones amigota

    ResponderEliminar
  12. Monikaaaa! qué alegría que regreses a confesarte a esta humilde parroquia. Siempre serás bienvenida mujer, no lo dudes. Y ya que estás escribiendo sobre esos terribles p roblemas que padecen las mujeres en el Congo, te libero de los Ave Marías que te iba a solicitar. Eso sí, las dos vueltas a la manzana al trote deberás cumplirlas patra quedar en paz.

    Bendiciones reencontradas!

    ResponderEliminar
  13. Carde no estoy ni para caminar tengo una gripe de Padre y Señor nuestro. Le debo los trotes y dejo limosnas para la pileta ¿o vino? las dos jjaaja

    ResponderEliminar
  14. Graciassss!! pero caramba no te acerques mucho mientras tengas esa gripe... puedes depositar tus generosos aportes en nuestra modesta cuentita bancaria y el vino... qué caramba!! yo me sacrifico y me arriesgo!! Dale entrégame el vino!!

    Bendiciones con descongestionante de las vías respiratorias de acción prolongada.

    ResponderEliminar
  15. Es lo que admiro en usted, su entrega y sacrificio (por el vino)jajaja!

    ResponderEliminar
  16. ¿Que paso con mi rostro? Como viene este virus!!!!

    ResponderEliminar
  17. jajajaja está bien, un pauqetito de Kleenex para ti

    ResponderEliminar

Deja tu confesión

 

Enlaza al Confesionario †