lunes, 8 de noviembre de 2010

La concentración

concentrado

Todos de pie. La concentración es importante para poder sobrevivir cada día. No es algo que podemos decir "mañana me concentro, hoy estoy cansado" sino que la necesitamos prácticamente para todo o mejor dicho: para absolutamente todo. Es como respirar, pero con la diferencia de que no concentramos aire sino metas.

Si alguien pregunta ¿qué es la concentración? le puedo decir que es la acción y efecto de concentrar o concentrarse. Y concentrar, es atender o reflexionar profundamente, como cuando respiramos… profundamente. Pero no todo el que atiende se concentra, la prueba irrefutable son las oficinas públicas. Y yo les digo que no debemos distraernos, ni perder el foco.

Y no exagero cuando digo que no sobreviviríamos sin ella. ¿Qué pasaría si cruzamos la calle sin estar concentrados? Pues que un camión que venga puede enviarnos a casa disfrazados de estampilla. Y ¿si cocinamos sin concentrarnos? que quedaremos más negros que un agujero ídem. ¿Si trabajamos sin concentrarnos? lo inevitable: perderemos el empleo.

Y cómo está de complicado conseguir trabajo ¿han visto? Ya no es como antes que venían a buscarnos a la casa para ofrecernos un puesto. Creo que hoy hay menos trabajos que antes y como somos más en el mundo -por aquello de la inflación- pues hay menos trabajos para repartir. Las únicas vacantes son los puestos políticos pero como soy honrado, no los tomo.

Y hablando de tomar, esa es otra cosa con la que no comulgo: la bebida. Es llenar el cuerpo de toxinas borrachas que se van tomando nuestros reflejos, nuestra mente y hasta nuestras palabras y terminan hablando por uno haciéndonos quedar como un verdadero zapato ante la humanidad. Pero como somos humanos tenemos que tomar, al menos alguna vez. Yo, por ejemplo, una vez tomé un camino que no llevaba a ninguna parte y tuve que devolverme lo que había andado. Ese día perdí como dos horas en el viaje que debía tomarme únicamente unos 15 minutos.

Y eso es grave, porque el tiempo es oro y no podemos ir cada día perdiendo un poco aquí y otro poco allá. Debemos ahorrarlo para tener suficiente tiempo extra para cuando ya casi no nos quede. Así cuando tengamos la edad de las abuelitas, podremos sacar de la manga el as escondido: "miren, tengo más tiempo guardado, aún no me voy”.

Aunque la verdad, es que ya me voy. Tengo que ir a hacer mis ejercicios de concentración. ¿Les dije ya que es necesaria para sobrevivir en este mundo? Bueno, vamos todos concentrados hacia la cajita de limosnas y concéntrense en los billetes.

Bendiciones,

alt jomonk2

Safe Creative #1011087795207

8 comentarios:

  1. Carde, yo quería decirle que... este... que era? Algo de la concentración era seguro... dejeme pensar un cachito... ya... ya casi me acuerdo... este... ahhhh si, que se terminó el concentrado de tomate!! Eso era... creo... o no era eso? Espere, ya vuelvo, voy a ver si encuentro mi centrada y regreso con ella...

    ResponderEliminar
  2. cura...sí. mucho de concentracion....peropor el medio te has ido pediendo...me recordaste a lo que he tenido la oportunidad de escuchar ultimamente y que ya menione a la secre...al dolina, alejandro, que comienza por el lavabo de señoras y termina enuna pista de aviones mandando zapatos para uganda...yo que se¡¡...eso sí, dolina no suele regresar al inicio, y tu, sí que lo has hecho...al final creo que te has concentrado...
    besos limosneros de este de zamora.

    ResponderEliminar
  3. Tampoco hay que exagerar...No sea que te concentres tanto que luego haya que usar un microscopio para encontrate. Y lo de tomar...¿es que te se ha acabado el vino de misa? Un abrazo: Joan Josep

    ResponderEliminar
  4. Y cuando ya seas un viejito que cuenta y recuenta la caja de limosnas (muy concentrado en la tarea, eso si)... ¿A quien le entregaras tu tiempo ahorrado? Lo pregunto para sabe que hacer en su momento que a mi tiempo me sobra a sacos... o lo pierdo, no estoy segura jejeje.
    Besitos infernales!

    ResponderEliminar
  5. ¿Está seguro que usted no bebe???jejejejeje...a mí me da la espina que sí lo hace...justamente antes de ponerse a escribir estos divertidas elucubraciones! jejeejeje...no sé si para hacerlos se concentra, pero que que divaga en el proceso, no me cabe dudas! :)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Varias veces leí su conferencia Carde y por la mitad me desconcentro. Pero hay algo que usted no menciona y es la inteligencia, como soy inteligente esta vez lo leí de la mitad hacia el final y lo capté, pero me olvide del principio, o sea la primera mitad.

    Lo que no le perdono Carde es que haya usado mi foto sin mi consentimiento expreso. ¡¡¡Al menos le hubiese dado una foto donde estoy peinada y maquillada !!!!
    Esta instantánea fue tomada por la mañana cuando recién me levanto y cuento el dinero de las compras. ¡Que caro está todo, vio?
    Ahora me olvidé donde puse los anteojos que son bifocales, y son muy útiles para ver de lejos y de cerca.
    Le dejo unos vinos espumantes que se acerca la ocasión de Navidad para beber sin culpas, y unas limosnas (para disimular) ya que se lo merece. Me divirtió mucho este encuentro.
    Ah! y por la foto, lo perdono jeje
    Un saludo muy concentrado ((:))

    ResponderEliminar
  7. Aceite de salmón es buenísimo para la concentración.
    Te dejo muchos saludos queriod Carde.

    ResponderEliminar
  8. "querido" quise escribir. Esto me pasa por no estar del todo concentrada ;-)

    ResponderEliminar

Deja tu confesión

 

Enlaza al Confesionario †