viernes, 12 de noviembre de 2010

Obispos casados

alianzas

Pueden sorprenderse… de pie, o mejor, sentados. Por fin la iglesia católica tiene curas casados y como si fuera poco, con hijos. El obispo anglicano John Broadhurst, regresa al catolicismo al ser recibido con los brazos abiertos por el Vaticano. Eso dice el correo electrónico que me ha enviado Roma como aperitivo para mi desayuno. Lo he vuelto a leer, he confirmado la dirección electrónica para estar seguro que no es una broma del cura García –el de la parroquia del otro barrio-, le he corrido el antivirus (al correo, no a García) y he llegado a la conclusión, inequívoca, de que es verdad: tenemos Obispo casado.

Permítanme decirle que no es uno más el que se nos une, ya que, como dije antes, tiene cuatro hijos, así que ahora tendremos un miembro muy activo, que podrá ayudar a ver la luz a más de una persona en nuestra familia y de aquí en adelante seguiremos multiplicándonos sin límites. Me refiero, por supuesto, a la familia católica y a aquello que dicen del celibato.

Nuevos vientos empiezan a sonar en casi todas las parroquias. Ya me han llamado –por cobrar- varios párrocos para consultar mi opinión sobre el futuro cercano de nuestro estado civil. Será que es un abrebocas metafóricamente hablando- y ya que, si los anglicanos reincorporados pueden, nosotros deberíamos poder también. Todos los que llamaron aseguran que ellos todavía podrían. Total, nuestros miembros no se han ido, sino que han permanecido y siguen estando. ¿No tendrá mayor valor eso para Roma? O, ¿tendremos que irnos y volver casados para que nos acepten con la familia y todas las otras virtudes que tenemos?

Las misas cambiarán con seguridad. En pleno acto litúrgico tendríamos que invitar a reflexionar a los fieles, mientras vamos a cambiar los pañales porque la Secre estará ocupada con lo del biberón. O viceversa, tendríamos que ir a cambiarle los pañales a la Secre porque el niño estaría ocupado con lo del biberón. De cualquier manera los fieles reflexionarían. O en plena lectura del evangelio, cruzarían por la nave principal de la parroquia los niños y sus amigos saltando, jugando a la guerra nuclear, mientras diríamos: “tan lindos los angelitos”.

Aquí entre nos, me preocupa la Secre, si llegaran a autorizar que nos casemos. Como la llamaría entonces, La Doña? Que suena feo eso. Tendría que darle copia de la llave de la cajita de limosnas? Compartir el vino de consagrar en cajita con ella? Es que hay que pensar en las cosas importantes que trae consigo tal autorización. Puedo dar yo la misa de nuestro matrimonio? En caso contrario, me vería obligado a llamar al cura García? Lo peor es que con esta medida nuestra congregación se duplicaría en número y la piscina tendría que proyectarse al doble de tamaño. Si no hemos podido construir la pequeña, nunca llegaremos a ver la grande.

Hoy, la limosna debería ser más generosa que nunca, ya que incluye el aporte –voluntario- para festejar nuestro próximo matrimonio.

Bendiciones

alt jomonk2

Safe Creative #1011127836877

11 comentarios:

  1. Jejejejeje Miembros activos!!!!
    Lo que tiene una que leer, si ya me ha ido mal para otorgar limosnas hasta ahora mal lo veo de aqui en adelante (principalmente porque yo tambien quiero una piscina) Ya sabes que aqui abajo hace muchisimo calor.
    Si eso cuando la secre y tu consagreis me avisas que os tirare peladillas!
    Un besazo infernal.

    ResponderEliminar
  2. yo me pregunto, cura, si en estos momentos estoy sentado en la cama y con ciatica, acaso no valdria mas que se me diese a mi la limosna para...¡¡no lo sé!...pero la mia seria para ya...no con vistas a una futurible vida en comun...bueno, cura,, que la limosna para mi...
    en otro orden de cosas...acabo de decidir que ingreso en la sociedad laica de los que tienen el celibato...mas que nada que pàra que estemos empatados los que no lo practicamos con los que lo practicais...y si ahora vais a poder practicar sexo, pues , ay, hareme casto, y todo seguira igual...aunque no se si algun otro laico me seguira cuando algun que otro cura se sume a eso del sexo...
    bien...esto sí que merece la limosna, no, cura?
    besos en la mano...

    ResponderEliminar
  3. Me parece muy bien que se case con la Secre, ya era hora de blanquear esta relación dudosa de ustedes dos jeje, o pensaron que nadie se daba cuenta!!!
    ¿Usted pensó en todos los regalos de casamiento que podrían juntar? se ve que no, ya que anda regateando con la piscina y el vino...
    Igual dejo la limosna como es mi cristiana costumbre.
    Abrazos ((:))

    ResponderEliminar
  4. hola, ola de mar...
    Pañales? No me enteré habíais sido papa, claro que hemos andado todos tan dispersos,je. Enhorabuena por los regalos que vais a recbir, igual una cajita de limosnas aún más grande..., para que os dejemos más cositas.
    En serio se van a casar curas y obispillos? Pero a su esposa no la tengo que mantener yo también y a sus hijos, verad? Vamos, que digo yo que para manteenr la progenie, trabajará en algo extra después de la misa...
    Un bes
    Aire

    ResponderEliminar
  5. Que digo yo que igual he leido mal, pero...
    ¿Biberón?
    Eminencia, no me diga que está pensando en aumentar la familia. Y yo sin enterarme...
    Pues nada, nada cuando empiecen a dar pañales y cambiar biberones, me avisan, que cojo sitio en primera fila y no me lo pierdo.
    Tenga cuidado con la sotana, que las manchas de caquita de bebé son malas de quitar...

    Un ronroneo y dos maullidos de gratis (¿ya le dije que los gatos no tenemos dinero?)

    ResponderEliminar
  6. Lo tienes facil. A ellos los han recibido con los brazos abiertos porque no aceptan la ordenación de mujeres ni los homosexuales. escribe a Roma diciendo que tú tampoco y, quiuén sabem hasta te dejan casarte y te dan un premio...Un abrazo: Joan Josep

    ResponderEliminar
  7. jajajaja...como van las cosas en la iglesia católica creo que usted es demasiado optimista! puede que al obispo reincorporado le toleren lo de la familia formada, también podría ser que la condición que le hayan impuesto es terminar con la vida conyugal!, lo que tengo la certeza que no pasará - al menos en un futuro cercano- es que se acepte el matrimonio del clero!...demasiado progresista y humano para la actual jerarquía eclesiástica (no se me ofenda!)...pero no lo veo al actual papa impulsando este tipo de reformas! jejejeje...lamento "pincharle el globo" ajajaja

    Un abrazo y otro para la Secre! (que si las cosas se "blanquearan" podría al fin de cuentas llamarse por su nombre!...que para eso la han bautizado! ajajajaja)

    ResponderEliminar
  8. Diría Carde que abras el libro de pases, firmes para los anglicanos, estés un tiempito, te cases. se embaracen y vuelvan con bombos y platillos a el catolicismo. Lo demás se resuelve al paso, la que lleva el cesto para la limosna puede pasear mientras tanto a uno de los niños. No me ofrezco pues con na promesa incumplida, tengo bastante.
    Los quiero.
    SUsana

    ResponderEliminar
  9. El miembro está todavía? no se yo... ¿de qué miembros hablamos? porque puestos a imaginar, yo tengo mucho de eso (de imaginación digo, no de lo otro, que una es muy mujer) y por imaginar... ni le cuento lo que me viene en mente, que si no, lo mismo me excomulga y no me da paso hasta que se haya inahugurado la piscina y después de tanta espera, como comprenderá no estoy por la tarea de perderme tal magnífico evento. Porque digo yo que se inahugurará, no? algún año de estos, ya se... Pero no pierdo la esperanza.

    Besitos castos y puros para la Secre y su eminencia. Y nada, a esperar que su excelentísimo tenga a bien considerar el dejarles casarse, cosa que no creo que ocurra en los próximos 100 milenios ;)

    ResponderEliminar
  10. Mi querido Carde, muchas gracias por las felicitaciones. Como ve, les guardé un trocito de tarta de chocolate y una botella de buen cava catalán para usted y la secre para que podamos brindar por mi medio siglo. Increíble pero cierto, ya sé que no se me nota y que no tengo ni una arruguita ni cana (como se ría me lo cargo, que le estoy viendo) pero a pesar de menterme en el congelador cada noche, los años pasan (en el carnet de identidad solo) y ahora dice que tengo ya 50, pero es una buena excusa para comer pasteles y brindar ;)
    Un abrazo bien grandote para su eminencia y la Secre
    Me perdonará que no bese su anillo, pero es que se me puede caer la dentadura, que hoy no encontré el pegamento

    Leonor

    ResponderEliminar

Deja tu confesión

 

Enlaza al Confesionario †