miércoles, 19 de enero de 2011

Ofiuco o… ¿fiasco?

Ophiuchus

Ofiuco en el Atlas Coelestis de John Flamsteed.

Queridos feligreses, con gran preocupación noto que el mundo sigue poseído por los signos. La gente ve signos por todos lados, en todas partes, hasta el punto no saber qué hacer cuando no aparece alguno. Debemos detenernos rápidamente, tal y como lo hacemos cuando vemos el cartel de “Pare” en la esquina. Al fin y al cabo, este también es un signo. Pero un signo bueno. Claro que se vuelve malo cuando tenemos apuro y nos vemos forzados a detenernos.

Lo último sobre signos ya lo han publicado en miles de diarios y tiene que ver con el nuevo signo zodiacal que “apareció” repentinamente, Ofiuco, que va del 30 de noviembre al 17 de diciembre. Saludos desde acá a todos los ofiucos, ofiuqueños, ofiuquenses, ofi…cialmente no tengo ni idea de cómo llamarlos. Ilusos quizás sea la forma correcta, por creérselo.

Confieso públicamente que no sé nada de astrología pero en cambio de astronomía… ¡tampoco! Pero consultando la maravillosa biblioteca de la parroquia –y que muchos llaman Wikipedia- he podido establecer, con absoluta certeza, que no apareció un nuevo signo recientemente. Que la noticia no pasa de ser un mero fiasco. Como tampoco es cierto que haya aparecido otra constelación. Es decir, nada es cierto. Bueno, casi nada, porque lo que yo les digo sí es verdad.

Resulta que Ofiuco, según la mitología griega, corresponde a Asclepio, hijo del Dios Apolo y la humana Corónide. Para no hacer la historia larga, les diré que Asclepio se volvió un médico tan bueno que podía resucitar muertos. A Zeus le llegaron con el chisme y le pidieron que lo matara porque iba en contra de lo natural. Zeus, ni corto ni perezoso aceptó pero le rindió un homenaje y lo volvió una constelación, lo puso en el cielo rodeado por la serpiente, símbolo de la vida renovada. Esto no me lo puede refutar nadie porque Zeus era el Dios de los dioses y podía hacer lo que quisiera.

Entonces, si los griegos la conocían, ¿cómo es que apareció hasta ahora? Javier Armentía, director del planetario de Pamplona, España, coincide conmigo. A los dos se nos cae la baba por las estrellas. A el, por las supernovas y a mí por Julia Roberts. Bueno, el dice que Ofiuco data de 4000 años atrás. Si él lo dice, será por algo. Yo no recuerdo nada de esa época, debe ser el Alzheimer. Agrega que "los astrónomos, los astrólogos, los romanos y los griegos" ya sabían de esta constelación. Para que vean mi imparcialidad, Javier no aclara si esa gente vive ahora o si se refiere a algunos que vivieron hace miles de años. Así no puedo concluir nada, si los datos que me dan son ambiguos.

Todo salió de una universidad que publicó una tesis que expone teorías contra el zodíaco y su influencia sobre las personas y claro, con esto de la Internet y la persecución que tenemos por lo extraordinario, se volvió noticia y causó furor. Pero repito, es mentira. Eran, son y seguirán siendo doce los signos zodiacales. Los diarios y revistas no tendrán que preocuparse porque se acaben los horóscopos tal y como los conocemos.

Yo sigo siendo ariano y la Secre seguirá siendo escorpiana. Eso sí, no dejo de sentir pena por los que seguirán siendo virgo. Por favor, antes de retirarse, sigan los signos que llevan directamente a la cajita de limosnas.

Bendiciones

alt jomonk2

Safe Creative #1101198289556

 

Enlaza al Confesionario †