lunes, 26 de noviembre de 2012

Sermón del martes: San Farenas... ¿les suena?


farenassantBienvenidos queridos feligreses. Este sermón tiene algo más de particular, quizás porque es público y pueden escucharlo todos. El día de hoy me limitaré -aunque no exclusivamente- a manifestarles que durante la semana ha dado vueltas una idea por mi cabeza (al final terminó mareándome de tantos giros) y todo por algo que dijo Triana la semana pasada: "el 29 de febrero no tiene santo". Ese es un hueco muy grande que deberíamos llenar entre todos. Un día sin santo es un día abierto para que los malos se  aprovechen y hagan de las suyas por 24 horas. ¡No lo podemos permitir!
Es extraño que Roma no se haya puesto las pilas para dedicarle un día tan especial a un santo, cuando sí ha podido hacerlo con Ambrosio, Anastasio, Balduino, Casimiro, a tres Cirilos, Eligio, Ireneo y muchos más. ¡Qué nombrecitos!
Parece que para ser santo es necesario tener un nombre totalmente absurdo. ¿Quién le va a rezar a San Natanael o a San Paciano? ¿Quiééén? Yo no, por lo menos. Prefiero un nombre más corriente y sobre todo que inspire mucha confianza... como por ejemplo... ¡Farenas!
Y ya que hablamos de esa posibilidad, quise iniciar hoy una campaña mundial para que desde el 29 de febrero, el día fuera dedicado a... ¡mi!

Me sentía motivado hasta los tuétanos y me dediqué a instruirme, porque un santo debe ser muy instruido en todas las materias porque está sujeto a recibir peticiones de milagros en cualquier área y no podría salir con un chorro de babas con un: "de eso no tengo ni idea". Así que, consulté los archivos de la biblioteca de la Parroquia y averigüé sobre el proceso de santificación y sus requerimientos básicos.

Son tres los pasos que hay que cumplir para poder postular a santo. Los pre-requisitos también los cumplo: Un santo se propone para ser imitado, venerado e invocado. Yo considero que lleno todos y hasta podría superarlos. Mis hijos me imitan, me veneran y me invocan permanentemente. No hay problema, puedo ser un santo.

El inconveniente está en que piden que el venerado esté muerto para poder beatificarlo y posteriormente santificarlo. Aunque yo me muero por los detalles simples, por mis amigos, por la familia y por mi extraordinaria compañera, no sé si eso tenga algún valor para Roma, en este caso.

Piden un milagrito para la beatificación y otro para la canonización. Yo paso cada mes de milagro. Igual sucedió con mis notas de bachillerato y de la universidad: las pasé de milagro! El poder encontrar a mi pareja -caída del cielo- después de 50 años de deambular por ahí como un zombi, es otro milagro que puedo demostrar. En fin, podría seguir mencionando otros, pero tan sólo piden unito para cada etapa. El "pero" es que tienen que ser hechos después de muerto según las reglas vigentes de la FISS (Fédération Internationale des Sanctification de Saint, por sus siglas en francés).
Y como entre mis planes por el momento no está el "estirar la pata", presentaré mis documentos de todas formas, en triplicado y con las correspondientes legalizaciones para su tramitación, eso sí, con la promesa -inquebrantable- de que el detalle de la muerte solicitada, lo cumpliré en el futuro: ¡Palabra de Farenas!

Les recuerdo muy atentamente acercarse a la cajita de limosnas para que este cura pueda alcanzar a enviar la solicitud a la FISS sin cumplir con el pre-requisito faltante.
Bendiciones


jomonk2      Firma200i2Safe Creative #0901182426124


P.D. San Dositeo (¡qué nombrecito!) en algunos casos aparece como el santo del 29 de febrero pero realmente es co-dueño del 28.
Nota: Publicada originalmente en la vieja Parroquia en Spaces

2 comentarios:

  1. jejej llego el domingo a la noche al sermón del martes anterior, pero igual ha sido muy sustanciosa la lectura! jejeje...me sumo a la campaña para juntar firmas para que se considere agregar a Farenas al santoral!...el 29 de febrero parecería ser óptimo!...y si decís que podés acreditar esa lista de milagritos, creo que el camino hacia la canonización, al menos, ya está allanado! jejee

    Un abrazo y paso por la cajita de limosnas antes de retirarme...ya estoy adiestrada! jajaja

    ResponderEliminar
  2. Bendiciones Neo, no olvidaré un milagrito para ti, claro que no!

    ResponderEliminar

Deja tu confesión

 

Enlaza al Confesionario †